Guillermo Dávila y Glenn Monroig le cantan al amor y honran la vida.

11 February 2017 23:00

Guillermo Dávila y Glenn Monroig le cantan al amor y honran la vida.

Guillermo Dávila y Glenn Monroig le cantan al amor y honran la vida.

akistoi glennyguillermodavila 3710

Foto por Brenda "Michi" Malaret

 

akistoi glennyguillermodavila 3531

Foto por Brenda "Michi" Malaret

 

Por: Jerika Landrón

El pasado sábado 11 de febrero y como parte del fin de semana del amor, los cantantes Guillermo Dávila y Glenn Monroig se unieron para cantarle al amor en la Sala de Festivales del Centro de Bellas Artes de Santurce.

El espectáculo que aunque no estuvo lleno a capacidad contó con un público fiel a ambos cantautores. Guillermo Dávila comenzó su presentación a eso de las 8:45 de la noche, acompañado de su guitarra y cinco músicos que le acompañaron durante su presentación. El intérprete venezolano deleitó al público con un amplio repertorio de veinte canciones donde sus éxitos fueron la orden del día y el público le acompaño en todas y cada una de sus interpretaciones.

Guillermo se dirigió al público para indicarles que: “el amor se merece hacer una pausa y debemos tomarnos ese tiempo para hacer una pausa y perdonar y darle tiempo al tiempo…” de esta manera introdujo su éxito “Cada cosa en su lugar”.

Junto a su corista Norma Hernández interpretó el dueto que hizo popular junto a la cantante venezolana Kiara “Tesoro mio” que arrancó aplausos del público.

El cantante honro la vida haciendo referencia al momento que vivió en el 2014 donde casi pierde la vida por complicaciones médicas durante una de sus estadías en Puerto Rico. “…aquí esta uno de los médicos que me salvó la vida. Tengo que decirles que aquí hay muchos médicos excelentes y buenos…Quiero agradecerles tanto. Desde ese momento YO SOY hijo de Puerto Rico”, dijo el artista para de una vez dedicarles al personal de Centro Médico el tema “Barco a la deriva” que según explico tiene otro significado para él desde ese momento.

Una de las sorpresas en la presentación del cantautor venezolano fue la aparición en tarima de Giselle Blondet que vestida para una de las caracterizaciones de la obra “Malas” que se presenta en la sala contigua entró para saludar a Guillermo durante la interpretación de “Tu mejor amigo”. Giselle saludo al público y le dijo a Guillermo: “Toda la luz de Puerto Rico brilla para ti” y se fundió en un abrazo junto a su amigo. Guillermo cerró su intervención con su éxito “Solo pienso en ti”.

Luego de la presentación de Guillermo le tocó el turno al puertorriqueño Glenn Monroig que con su acostumbrado sentido del humor, espontaneidad y sencillez una vez más acapara la atención del público que lo sigue. Glenn subió a tarima a eso de las 10:25 de la noche y no perdió tiempo para dejar saber que estaba soltero, debido a que se divorció el viernes pasado según anunció. Sus temas “Nuestra mesa” y el clásico “Hola” fueron los elegidos para el comienzo de su velada.

Glenn bromeó con el público y les dejo saber que no hablaría mucho porque si no lo multaban si terminaba el espectáculo muy tarde. Aún así, siempre tuvo momentos de contar sus tan esperadas anécdotas para introducir sus canciones. “Vivir para ti” contó con un nuevo arreglo musical y es la canción que el artista dedica a sus hijas.

Luego introdujo la canción “Que paso con ese amor” como uno escrito para describir la relación entre su ex–esposa y su primer esposo Gabriel Suau al que llamo su amigo y con quien comparte una que otra copa de vino. De la misma manera el artista dedico la canción “Donde quiera que estes” a su ex-esposa Sonia y donde contó que es la primera vez que la interpreta desde que comenzó todo su proceso de separación y divorcio.

La hija de Glenn, Salomé tuvo a su haber la sorpresa musical de la noche. Esta joven de apenas 13 años de edad demostró su talento musical interpretando dos temas en inglés junto a su Ukulele llamado Tony. Salomé interpreto los temas “Slow town” y el éxito de Elvis Presley “Can’t help falling in love”. Glenn apareció en tarima nuevamente para tocar la guitarra mientras su hija interpretaba su canción “Vete ya”. Salomé dejo impactado al público con su voz y estos le regalaron una muy merecida ovación de pie. Glenn se dirigió al público para decir: “Salomé Monroig, la nieta de Gilberto Monroig”, definitivamente el que lo hereda no lo hurta.

Su tan esperado éxito “Me dijeron” contó con una introducción de un mensaje que recibió el artista donde hablaba de la aceptación de todos los seres humanos mediante un brindis 32 años después de escrito el tema.

Como un homenaje y para honrar la vida Glenn se fundió en un abrazo junto a una fanática que según el propio artista explicó que “ella está luchando valientemente para quedarse en este plano y parece ser que eso no va a pasar y ella está lista para hacer su transformación a donde todos tenemos el miedo de ir y ella se subió acá arriba a saludarme y se identificó y el abrazo ese que me dio primero fue que me di cuenta de quién era”. Glenn aprovechó la oportunidad para dar un mensaje de vida “vivir en un estado de gracia es vivir en contacto con los demás y llevarlos en tu corazón” para de esta manera fundirse en otro abrazo con la fanática de nombre Wanda.

Ambos artistas dieron lo mejor de sí en tarima y dejaron más que complacidos a su público. El espectáculo se extendió hasta las 12:30 de la noche. Definitivamente Venezuela y Puerto Rico fueron muy bien representados en las voces de estos grandes de la canción.

 

 
Fotos por Brenda "Michi" Malaret
 
 
 
 
Video por Jaime Zeno
 
 
 
 
Video por Jaime Zeno